Quantcast Cómo encontrar la emoción que puede estar causando el dolor
Video
Introducción
EFT

Cómo encontrar la emoción que puede estar causando el dolor

Hola a todos / todas:

Los practicantes avanzados de EFT frecuentemente encuentran que las emociones y los dolores físicos están relacionados. Ellos tal vez debatan, sin embargo, sobre las mejores formas de encontrar las emociones que se encuentran detrás de los dolores. Chip Engelmann nos da su punto de vista en este tema y dice, “la verdad es, las personas realmente no vienen a mí para que los ayude con algún trauma del pasado. No piensan acerca de ese trauma. Ese trauma está empaquetado herméticamente en su closet trasero para que ellos puedan funcionar hoy día. Los clientes vienen a mí con problemas y dolores que se han manifestado hoy en sus vidas. Y mientras abrimos el closet para hacer la reparación, el trauma cae hacia afuera, listo para finalmente ser resuelto.”

Abrazos, Gary


Por Chip Engelmann, MA CNC

Últimamente, más y más personas me han estado preguntando sobre cómo sé cuál es la causa emocional que está atrás del dolor físico de una persona. Después de todo, si fuéramos a eliminar un dolor físico usando EFT, entonces ayudaría que diéramos con la causa emocional. El proceso de encontrar el origen emocional es bastante simple, pero toma algo de práctica.

Primero, tenemos que asumir que el dolor tiene un propósito más allá de crear miseria. Seguramente entendemos que el dolor que sentimos cuando ponemos nuestra mano en una llama de fuego es lo que nos estimula a mover la mano fuera de la llama. En este caso, el dolor es un estímulo para tomar acción y evitar el daño.

Ahora, si movemos nuestra mano dos pies por encima de la llama y la dejamos ahí, eventualmente eso también se vuelve doloroso, y quitamos la mano. Pero el estímulo para quitar la mano estaba más relacionado con tratar el dolor y menos relacionado con el posible daño. De hecho, entre más lejos estamos de la causa de un dolor, es menos posible que veamos la causa real de dolor, y es más posible que reaccionemos solamente al dolor en vez de a lo que lo causa. Un dolor de cabeza puede desarrollarse en respuesta a una emoción que se produjo horas antes. El dolor de la artritis puede provenir de una reacción emocional que comenzó décadas atrás. Es fácil ver como la causa del dolor puede ser pasada por alto.

Y la mayoría de las veces, sí la pasamos por alto. Francamente, detener el dolor es tan lejos como nos interesa ir. Para el propósito de la curación, sin embargo, tratar solamente el dolor es tan efectivo como cubrir la luz de alarma del aceite de su carro con cinta adhesiva cuando ésta comienza a parpadear. Tal vez a usted ya no le molestará la luz de alarma del aceite, pero a la vez usted no detendrá que el motor se dañe y acabe con su carro. Pero para bien o para mal, el dolor usualmente no desaparecerá permanentemente hasta que recibamos el mensaje que nos está tratando de decir.

Afortunadamente, no estamos solos en nuestra búsqueda por las causas emocionales del dolor físico y de la enfermedad. La investigación ha establecido ciertas conexiones psicológicas entre las emociones y la enfermedad. El enojo se ha demostrado que afecta al hígado. Cuando estamos enojados, creamos toxinas con las que nuestro cuerpo debe lidiar. De hecho, un simple respiro de un hombre enojado produce suficientes toxinas para matar a un cerdo de Guinea. El órgano que es responsable de limpiar las toxinas del cuerpo es el hígado. La droga de elección para una persona enojada es el alcohol. Exposiciones de largo plazo al alcohol o a la ira ponen un exceso de estrés en el hígado.

Las personas tristes tienden a tener antojos de carbohidratos, especialmente dulces. Exposiciones de largo plazo a dietas altas en carbohidratos resultan en una resistencia a la insulina y en diabetes. La tristeza se sabe que afecta al páncreas, que produce la insulina.

Otro método que podemos usar para detectar las causas emocionales del dolor es mirar en el simbolismo de las diferentes partes del cuerpo. Las manos se aprietan, por lo que un dolor en la mano es generalmente un problema con aferrarse a algo. Asimismo, los intestinos son la parte del cuerpo que elimina el desperdicio. Así que si tenemos un problema con los intestinos, también es usualmente un problema de aferrarse a una emoción. Sin embargo, los intestinos están más profundos en el cuerpo que las manos, así que representarían un aferramiento a una emoción más profunda. Otro ejemplo, nuestros pies son usados para movernos a través del mundo, así que un dolor en el pie estaría asociado con un miedo a avanzar.

Por último, podemos buscar pistas sobre nuestro cuerpo en refranes del pasado. “Eso realmente me produce bilis” es una expresión que revela que una ira que arde lentamente afecta a la vesícula biliar. “¿Esperas que me trague eso?” es una reacción hacia alguien que usted siente que le está alimentado con una mentira, lo cual afecta a la garganta. Una persona que lo está constantemente criticando lo tiene “montado en la espalda”. Si esa persona lo critica lo suficiente, usted se molesta y grita, “¡bájate de mi espalda!”. Esa ira se almacena en la parte superior de su espada. Una persona que no entiende lo que usted trata de decirle es un “dolor en el cuello”.

Lo que estamos viendo aquí es que la ubicación de un dolor nos puede decir mucho acerca de la circunstancia emocional que causó el dolor en primer lugar.

Tal vez el mejor mapa para guiarnos a las raíces emocionales del dolor físico y de la enfermedad es un libro escrito por Louise Hay, Cure su cuerpo (“Heal Your Body”). Constantemente uso este libro de 7 dólares como trampolín para resolver los acertijos emocionales. Louise Hay mira a todas las partes del cuerpo y a una variedad de enfermedades importantes, y nos da la contrapartida emocional de cada una. Sus ideas puede que no cubran cada situación, pero siempre las encuentro dentro del campo de juego.

Así que usted pregunta, “¿Cómo puedo darme cuenta de qué es lo que está detrás de mi dolor?” El primer paso es usar el libro de Louise Hay y buscar la ubicación del dolor. Ahora mire en qué lado del cuerpo está ubicado. Típicamente, un dolor en el lado izquierdo del cuerpo tendrá que ver con una relación, y el dolor en la parte derecha del cuerpo tendrá que ver con las finanzas, carrera etc. Digo típicamente, porque es al revés en un pequeño porcentaje de personas: el lado derecho representará las relaciones y el lado izquierdo los asuntos financieros.

Algunas veces el dolor está localizado en más de un lugar del cuerpo. Los dos dolores tal vez no estarán relacionados, pero usualmente lo están.

Una mujer que conozco se quejaba de un dolor en su mano izquierda. Louise Hay diría que ese dolor representa aferrarse a un asunto. Como el dolor está del lado izquierdo, podemos asumir que tiene que ver con una relación. Ella también se quejaba de un dolor que comienza en su cuello (Hay dice: un fracaso en ver el otro lado de un asunto), y se mueve a su quijada (ira) y a su garganta (ira). También observé a esa mujer frotando su rodilla izquierda (testarudez e inflexibilidad).

Consultemos los viejos refranes. Recuerde, la garganta se relaciona con tragarse una mentira, y usted aprieta su mandíbula para avanzar decididamente.

Ahora pongamos todo eso junto. Lo qué estamos viendo es una violación a la confianza en una relación donde la pareja hizo algo para destruir esa confianza – algo bastante malo. La mujer testarudamente se rehúsa a escuchar el otro lado de la historia porque simplemente no hay excusa para lo sucedido. Cualquier excusa, por lo tanto, sería algo que ella no podría tragarse. Ella se aferra a esta ira, y ésta se produce de forma regular.

Teniendo en cuenta que su emoción se manifiesta en varios lugares, podríamos asumir que las emociones detrás del evento o de la serie de eventos son muy poderosas. Esta descripción podría representar algo que pasó en una relación pasada, como la infidelidad. O podría ser un trauma de la infancia. Un ataque sexual es una posibilidad.

Un diagnóstico médico es con frecuencia útil. Si un dolor es debido a la artritis, podemos agregar la emoción de resentimiento a la mezcla. Artritis en la rodilla indicaría un incidente en el cual la persona era a la vez resentida y obstinada. Una inflamación agregaría ira a la mezcla. Si su mano estuviera hinchada por la artritis, puede que usted se esté aferrando a un incidente que lo hace estar enojado y resentido.

El cáncer indicaría que algo se lo está comiendo por dentro. Usualmente el cáncer es asociado con la ira, pero también puede provenir de la pena, como la pérdida de un ser amado. La ubicación del cáncer es una buena pista. Cáncer en el páncreas podría indicar tristeza, mientras que cáncer en el hígado podría apuntar hacía la ira. Sin embargo, el cáncer en el páncreas también podría indicar ira asociada con tristeza, como sería en el caso de que un mejor amigo se escapara con un cónyuge.

Si bien es posible llegar muy cerca de detectar una causa emocional simplemente con analizar los síntomas físicos, escuchar lo que las personas dicen y darse cuenta cómo lo dicen es invaluable. Las personas expresarán la emoción con la que están resonando. Usted oirá la emoción en sus voces y la verá en sus caras y en el lenguaje de sus cuerpos.

Por último, pero no por ello menos importante, confíe en su intuición. Cuando comience a buscar el origen de un dolor físico, consulte con su intuición para ver si la dirección en la que va “se siente correcta”. Si no, tome otro rumbo.

Es una buena idea trabajar con un compañero o practicante que tenga conocimiento en esta área. Al igual que con todas las cosas emocionales, es usualmente más fácil leer a otro que a uno mismo, y es más fácil que otra persona lo lea a usted, a que usted se descifre a sí mismo.

EFT puede ser usado a través de este proceso. Si usted no sabe la causa del dolor, haga tapping en la imagen de ese dolor y probablemente podrá obtener una medida del alivio. Si puede adivinar las causas emocionales, haga tapping para dichas causas. Pero conserve su intuición abierta, porque una memoria puede surgir, o un sentimiento que le recuerda a un incidente, y estos son sus guías verdaderos. Haga tapping para esas cosas, y sea específico y exhaustivo. Una vez que la ira se haya ido, usted encontrará dolor. Una vez que el dolor se haya ido, usted encontrará culpabilidad, y así sucesivamente. Puede ver por qué, como regla general, los eventos traumáticos y los asuntos claves deben de ser manejados con la ayuda de un profesional de EFT.

La verdad es, las personas realmente no vienen a mí para que los ayude con algún trauma del pasado. No piensan acerca de ese trauma. Ese trauma está empaquetado herméticamente en su closet trasero para que ellos puedan funcionar hoy día. Los clientes vienen a mí con problemas y dolores que se han manifestado hoy en sus vidas. Y mientras abrimos el closet para hacer una reparación, el trauma cae hacia afuera, listo para finalmente ser resuelto.

Así que, ¿puede el dolor ser su amigo? Cuando su dolor revela sus emociones, le permite ayudarse a sí mismo en un nivel más profundo. Después de todo, ¿para qué son los amigos?

Chip Engelmann

Traducido por Jesús Alfredo Cruz Pérez Escribir a Jesús Alfredo Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif

editar este artículo

En los artículos que aquí se publican se supone que tienes un conocimiento práctico de EFT. Los principiantes pueden aprender de los mismos pero se les aconseja descargar y estudiar el manual gratuito para una comprensión más completa.

sin acentos

Pagos y Donativos

Nota importante: Mientras EFT ha producido resultados clínicos notables, los facilitadores y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso de ella. Favor de consultar con un profesionista calificado de la salud respecto de su uso de EFT.