Quantcast Claustrofobia aliviada en una sesión
Video
Introducción
EFT

Claustrofobia aliviada en una sesión

La doctora Carol Look nos describe un caso de claustrofobia que fue aliviada en una sesión. Como es el proceso en muchos de estos casos, su cliente hizo tapping en la oficina mientras sencillamente pensaba sobre su problema. No hubo necesidad de las circunstancias reales de claustrofobia (como poner al cliente en un closet) para ayudar a traer los aspectos del caso o verificar los resultados.

En este caso, la habilidad de Carol, durante la sesión, de traer a mente todos los aspectos relacionados resultó ser suficiente para borrar la fobia en el mundo real. No sólo comparte las oraciones detalladas usadas durante la sesión, sino que también nos brinda detalles útiles que demuestran que fue un éxito en circunstancias reales en la vida del cliente.

Claustrofobia en una enfermedad bastante común, así que quizás quieras hacer una copia de este artículo para futuros potenciales pacientes que sufren de claustrofobia.

Abrazos, Gary


Por la Dra. Carol Look

“Joseph” se comunicó conmigo porque había tenido una serie de ataques de pánico con características muy específicas a claustrofobia que le molestaron. Esta serie de ataques – uno en el teatro, uno en el metro, y el otro en un vuelo internacional – lo dejaron sintiéndose espantado y lleno de pavor. Su temor a tener otro ataque lo llevó a hacer un plan elaborado para poder llegar a su trabajo. En una sesión de EFT su claustrofobia, con una variedad de aspectos, fue aliviada.

Comenzamos haciendo tapping sobre el trauma identificado en su primer ataque, el cual ocurrió en el teatro. La escena provocante en la película se trató de un villano quien estaba encerrando a la gente dentro de un espacio encerrado por vidrio. Joseph tuvo una experiencia donde las paredes y el cielo del teatro empezaron a cerrarse queriendo atraparlo a él. Ya que la imagen principal sensorial fue que él no podía respirar suficiente aire, empezamos ahí.

• “Aunque no podía respirar dentro del teatro…”
• “Aunque las paredes se estaban cerrando en mi alrededor…”

También hicimos tapping sobre “la presión de la familia” que él sentía. El estaba comprometido a una mujer de otra cultura muy diferente a la de él. La familia de él estaba muy en desacuerdo con su “relación interracial” y habían amenazado desheredarlo si continuaba con esta relación. El había estado en el teatro con su novia cuando las sensaciones de claustrofobia ocurrieron.

Le pedí a Joseph que visualizara la escena exacta en la película cuando su claustrofobia comenzó. Hicimos tapping hasta que él se sintió calmado y podía verse de nuevo sentado en el teatro. De repente se rió de lo relajado que se sentía su cuerpo después de dos rondas de tapping.

Después hicimos tapping sobre el segundo ataque que ocurrió en el metro yendo de su caso a su trabajo en Manhattan. Como resultado de este ataque, él había construido un plan para llegar a su trabajo “con seguridad”, lo cual requería que se bajara del metro cada cierto número de paradas para poder respirar, calmarse, y tomar agua. Por lo general su pánico era cuando el metro entraba al subterráneo (comenzaba su ruta sobre tierra) y cuando la muchedumbre amenazaban su sentido de que no iba a poder tener suficiente aire. Hicimos tapping en lo siguiente:

• “Aunque temo que el metro se atore entre paradas…”
• “Aunque no puedo respirar dentro del metro….”
• “Aunque odio bajar dentro del túnel…”
• “Aunque no puedo respirar cuando hay demasiada gente…”

Aunque se me olvidó pedirle donde el la escala de malestar se encontraba, Joseph con facilidad pudo verse en el metro yendo a su trabajo con sólo unas cuantas rondas de tapping. Mientras escribía su cheque por la sesión, él dijo, “Esas sensaciones de no poder respirar me recuerdan de cuando mi papá nos ponía una almohada sobre nuestras caras para despertarnos…” El mismo expresó su sorpresa por esta memoria, pero no sintió la necesidad de hacer tapping. Yo sospecho que esta memoria fue cubierta dentro de los otros ataques de pánico donde sentía que no podía respirar y se resolvió entre las primeras rondas de tapping.

Joseph me telefoneó cuando llegó a su trabajo después de nuestra sesión para decirme que el tapping tuvo éxito en su trayectoria de mi oficina a su trabajo en el metro (siempre le causaba ansiedad).

Nuestra próxima sesión fue la siguiente semana. Joseph se encontraba extático y reportó un progreso asombroso. Sus viajes en el metro eran muy relajantes y aun confortables. Ni una sola vez le entró pánico, y se dio cuenta que podía respirar con facilidad. En uno de sus viajes, reportó que el gran número de pasajeros era atemorizante. Sin embargo, logro convencerse que mientras él tuviera aunque sea un pequeño espacio personal, eso era suficiente para que él pudiera respirar. (Esta clase de lógica es desconocida para alguien que sufre de claustrofobia.) Jamás había él podido tranquilizarse antes de su experiencia con tapping. El admitió que hasta intento fastidiarse él mismo en uno de sus viajes para comprobarse a él mismo si el tratamiento fue un éxito, y aun así no logró inducir incomodidad ni temor.

Joseph también reportó que subirse en un elevador ya no era amenazante o espantoso, algo que había mencionado (aunque no tuvimos tiempo de hacer tapping) en la primera sesión. Tuvo una prueba en su trabajo debido a un día con un cliente fuera de la oficina que requirió que usaran nuevos elevadores, y sus asociaciones negativas directamente con pánico en pequeños espacios reducidos no resultaron ser un problema. Esto ni siquiera le molestó, aún cuando uno de los elevadores estaba descompuesto y reflexionó en cómo iba a reaccionar. También recibió prueba en su trabajo cuando él y 8 compañeros más fueron puestos en un pequeño cuarto sin ventanas, cada uno con una computadora, y se les pidió que trabajaran allí todo el día. Fuera de sentir mucho calor por falta de aire acondicionado, Joseph reportó que se sintió totalmente calmado. Normalmente, un cuarto sin ventanas le hubiera provocado ataques de pánico.

Joseph describió que se sintió un poco ansioso el domingo por la noche al pensar en su ida al trabajo el lunes por la mañana, e hizo dos rondas de tapping. El lunes por la mañana fue pan comido a pesar de la muchedumbre en la hora de tráfico. El logró andar en el metro todo el camino sin bajarse del tren a la mitad para poder respirar, caminar un poco y volverse a subir en el próximo tren. Dijo que anteriormente tenía que subir por lo menos en 3 trenes del metro para poder darse tiempo para respirar entre paradas. También tomó un tren Express por primera vez en muchas semanas. Normalmente, él se hubiera sentido atrapado debido a las pocas oportunidades para “paradas de descanso.”

Otro ejemplo del progreso de Joseph ocurrió el viernes por la noche, cuando él por equivocación abordó el tren equivocado para ir a casa. No sólo lo llevó fuera de su camino, sino que tuvo que tomar otro metro de ruta desconocida para llegar a su apartamento. Este contratiempo no le causó sentir pánico o el temor de sentirse atrapado y no poder respirar.

La última indicación que sus temores de falta de aliento fueron por fin eliminados tuvo que ver con su decisión de ponerse un suéter de cuello alto a nuestra sesión. El estaba totalmente conciente que suéteres de cuello alto siempre agravaban su pánico porque sentía que le faltaba aliento. El comunicó que había podido ponerse un suéter de cuello alto confortablemente varias veces entre nuestras 2 sesiones como resultado del tapping, una señal segura de que ya había superado su problema.

Un evento futuro que amenazaba a Joseph era un vuelo planeado a su tierra natal, un calvario de 20 horas. Hicimos tapping sobre el ataque de pánico que había tenido en el último vuelo internacional que había tomado y terminó bajándose del avión y cancelando sus planes. El describió esto como algo muy traumático. El dijo que la razón principal por la cual se “descontroló” fue porque él no le había dicho a nadie en su familia que iba a salir de viaje. El dijo que esto le había causado presión sin medida y por lo tanto había causado el ataque de pánico y claustrofobia en el avión. Le pedí que narrara el cuento desde la salida al aeropuerto hasta que tuvo el ataque que le causó que se bajara del avión después de haber abordado. Hicimos tapping sobre diferentes aspectos de todo el relato.

• “Aunque sentía ansiedad conduciendo… y no podía tener suficiente aire en el taxi…”
• “Aunque no podía respirar debido a la presión…”
• “Aunque sentí pánico cuando vi el pasillo…”
• “Aunque no podía respirar y tuvo que correr fuera del avión…”

Hicimos tapping hasta que él pudo sentirse cómodo visualizándose en el último vuelo y en el vuelo futuro.

Joseph tiene planes de comunicarse conmigo durante los días festivos antes de embarcar para su programado vuelo internacional. No obstante, él se sintió confiado de que él podía enfrentar cualquier aspecto de su condición de pánico que ocurriera en los próximos meses.

Dra. Carol Look

Traducido por MMc

InEnglish.gif

editar este artículo En los artículos que aquí se publican se supone que tienes un conocimiento práctico de EFT. Los principiantes pueden aprender de los mismos pero se les aconseja descargar y estudiar el manual gratuito para una comprensión más completa.

sin acentos

Pagos y Donativos

Nota importante: Mientras EFT ha producido resultados clínicos notables, los facilitadores y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso de ella. Favor de consultar con un profesionista calificado de la salud respecto de su uso de EFT.