Quantcast “MIEDO DE AHOGARSE”
Video
Introducción
EFT

“MIEDO DE AHOGARSE”

Hola a todos,

Deborah Mitnick continúa con su reciente artículo “EL AGUA ES PELIGROSA” con otro caso de fobia al agua. En este, ella enfatiza el valor de hacer que el cliente cuente su historia mientras hace tapping. Esto tiene la ventaja de “sintonizar” automáticamente” al cliente con el problema, incluyendo todos los detalles (aspectos) mientras fluyen y refluyen dentro de la historia. Hecho adecuadamente, este enfoque puede añadir profundidad a sus sesiones de EFT.

Abrazos, Gary


Por Deborah Mitnick

Hola, EFT

Después de escribir “El agua es peligrosa” (acerca de la total solución de fobia al agua de Avi, mi nieto de casi tres años, empleando unas pocas horas de EFT), me di cuenta de que tenía otra historia sobre agua que compartir con ustedes.

Hace un par de años, una niña de nueve años, “Rebeca”, vino a verme. Después de casi ahogarse en una piscina, a Rebeca le dio un fuerte miedo al agua, especialmente estando en una piscina. ¡Una niña tan brillante con este obstáculo en su vida! Ella se enorgullecía de su independencia y sus muchos éxitos. Era un músico consumado y un genio de las matemáticas y su vocabulario probablemente era tan extenso como el mío. Ella ya había leído muchos libros de los que yo supe por primera vez cuando yo estaba en la Universidad.

El nuevo miedo a nadar le molestaba. No quería que le impidiera vivir su vida al máximo.

Ya que Rebeca era tan expresiva e inteligente, decidí empezar el tapping inmediatamente, incluso antes de que empezara su narración. Le pedí que me mirara y que ella misma se hiciera tapping en todos los puntos en los que estaba haciéndome tapping a mí misma.

No me preocupé en absoluto con frases preparatorias pero hicimos tapping en el punto karate al principio de cada ronda. No pensé que fuera necesario nada más porque ella estaba tan “sintonizada” con el trauma justo desde el principio de la sesión.

Mientras ella contaba la historia, yo hacía tapping silenciosamente en mí misma y ella me imitaba, yendo de un meridiano al siguiente. Añadiré los puntos entre paréntesis para mostrarles lo que quiero decir. Lo que sigue es una trascripción casi literal tal como puedo recordarla:

“Anne” (la hermana mayor de Rebeca) (Ce, ceja) me agarró jugando (LO, lado del ojo) mientras justo estaba flotando en el lado menos hondo de la piscina. (BO, bajo el ojo). Anne me agarró (BN, bajo la nariz) y me volteó (BL, bajo los labios) de manera que salí volando hacia el lado más hondo (Cl, clavícula). Casi llegué al borde de la piscina (BB, bajo el brazo), pero solo casi (PK, punto karate). Caí por debajo del agua (Ce). Cuando salí (LO), Anne tenía una luz en su mirada que me asustó (BO). Estaba segura que ella había intentado ahogarme a propósito (BN). Pero entonces Anne me agarró la mano (BL) y me arrastró de vuelta al lado menos hondo (Cl). Estaba asustada, temblando, atragantándose y tosiendo (BB).”

En lugar de usar frases recordatorias, de perdón, o de replanteo, frases “profunda y completamente” o cualquier otro lenguaje extravagante, simplemente le pedí a Rebeca que me contara la historia de lo que pasó. Mientras hablaba, las dos hacíamos tapping. En ninguna ocasión interrumpí, interpreté o juzgué nada de lo que dijo. Al contar la historia, ella estaba “sintonizada” con la historia continuamente. Estando yo “fuera de su paso”, ella tuvo la oportunidad de comprobar continuamente cómo el incidente le afectó, cómo evolucionó, qué significaba actualmente para ella.

En ningún momento le pedí que sondeara su nivel de intensidad.

Continuamos con el tapping mientras ella repitió el incidente cuatro veces y con cada repetición, su historia se volvía más detallada y su humor más alegre.

A ella le encantó la acción física de hacer el tapping y empezó a relajarse. Cada vez era más capaz de imaginarse vívidamente la escena y nosotros solo seguimos volviéndola a pasar mientras nos mirábamos la una a la otra y hacíamos tapping.

Ustedes ya conocen el resultado.

En la sesión, que duró un poco más de una hora, Rebeca se transformó en alguien totalmente cómoda con el agua, incluyendo la idea de nadar en una piscina y la idea de ir a aguas profundas. Ella dijo: “ahora puedo verme a mí misma ir a aguas profundas sin sentirme asustada.”

Dos días más tarde, ella me llamó y me dijo que se había inscrito en un club de natación.

¡Mira tú con el trauma!
Deborah Mitnick, LCSW-C

Traducido por Juan Carlos Vega Escribir a Juan Carlos

InEnglish.gif

editar este artículo En los artículos que aquí se publican se supone que tienes un conocimiento práctico de EFT. Los principiantes pueden aprender de los mismos pero se les aconseja descargar y estudiar el manual gratuito para una comprensión más completa.

sin acentos

Pagos y Donativos

Nota importante: Mientras EFT ha producido resultados clínicos notables, los facilitadores y el público deben tomar plena responsabilidad por su uso de ella. Favor de consultar con un profesionista calificado de la salud respecto de su uso de EFT.